La serigrafía textil es nuestra técnica estrella de personalización.

El proceso de serigrafía en camisetas  o cualquier otro tipo de prenda empieza creando el fotolito a partir del diseño original, imprimimos tantos fotolitos como colores tenga el diseño, que posteriormente se trasladan mediante el insolado con luz UV a una malla sobre un bastidor, es decir una pantalla, con emulsión fotosensible, una vez revelada la pantalla y retirada la emulsión sobrante nos queda la imagen a estampar, por último aplicamos la tinta del color deseado a través de la pantalla directamente a la prenda.

Cada tinta se estampa por separado, así que cada color añadido implica el uso de un fotolito y una pantalla diferente.

En la serigrafía sobre textil podemos utilizar lavadora y secadora, también podemos planchar la prenda sin problemas, siempre y cuando le demos un uso adecuado a la prenda, la serigrafía tiene bastante durabilidad dependiendo del trato recibido.

La serigrafía textil es la técnica de grabación más rentable económicamente a partir de 20 / 30 prendas ya que una vez hecha la pantalla ésta no pierde calidad y podemos imprimir el diseño tantas veces como queramos, desde unas decenas hasta miles de impresiones.

La serigrafía textil la podemos aplicar tanto en camisetas como sudaderas, gorras, bolsas, mochilas, prendas deportivas, ropa laboral, y sobre cualquier prenda de vestir.